cestillo

cestillo


En un llibre que em va recomanar el Pitu l'últim dia que vem estar amb ell, l'autor (Antonio Rodríguez Pedrazuela) cita el que un dia li va sentir dir a sant Josepmaria Escrivá:

«Él [sant Josep] nos ha enseñado el valor del trabajo ordinario, que es el medio humano de santificación que tenemos al alcance de la mano: hacer lo de todos los días, lo de cada hora, lo de cada minuto, con cariño. Con ganas y sin ganas, pero con cariño. Con ganas y sin ganas, ¡ pero lo mejor posible ! Con ganas y sin ganas, pero de manera que lo podamos ofrecer al Señor.. Lo mismo si es un rascacielos, de esos que levanta Víctor por aquí, como si es un cestillo de mimbre que teje una hijita mía, indita.

Y concluyó con mucha fuerza:

¡ Tanto me da el rascacielos, como el cesto, si están hechos con amor !»
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publica un comentari a l'entrada